La número cien te la dedico a ti

El artículo y tributo a Facundo Cabral con motivo de su asesinato el sábado en Guatemala fue mi columna número noventa y nueve para La Columna en Contacto Latino. Hoy, lunes 11 de julio del 2011, me toca escribir mi columna número cien. Y se me ocurrió que en lugar de escribir acerca de alguien o algo, debería detenerme y agradecerles a todos ustedes, los miles de lectores que me han acompañado en estos meses.

Cuando el escritor se sienta frente al papel en blanco, enfrenta sus miedos y sus demonios. ¿Tendré inspiración? ¿Tendré algo que decir? ¿Podré transmitir mi mensaje? ¿Cuál es mi mensaje? ¿Será una buena columna o será insulsa? ¿Tendrá impacto? ¿Hará una diferencia que escriba esto? ¿Alguien lo leerá? Tantas cosas que nos vamos diciendo que van trabando con basura mental las puertas del intelecto y la imaginación.

En la vida diaria, todos sentimos ese terror a no valer, a no ser algo para alguien, a pasar por aquí sin que nadie nos extrañe el día que nos toque irnos.

A veces dejamos que el pavor nos detenga, que nos congele, que nos paralice.

A veces, en otras ocasiones que tildo de épicas, le ganamos a la aprensión, la ponemos en su sitio, le decimos un buen “quédate callada, carajo, que estoy escribiendo” y damos rienda suelta a lo mejor de nosotros.

Porque eso es ser escritor, simplemente acallar los temores y subirle el volumen a lo mejor de nosotros. Dejar que la inocencia, la candidez, la gansada, la sexualidad  y la majadería puedan perder su mordaza y digan lo que tengan que decir. Se siente delicioso dejarlo salir, ¿no es cierto?

Mientras escuchaba las palabras de Facundo Cabral en los videos que pusimos en La Columna del sábado, la 99, pensé: Qué pérdida para el mundo pero qué maravilla que sus pensamientos queden con nosotros. Escucharlo de nuevo me despertó tantos recuerdos de las épocas universitarias, de los corazones idealistas, de las buenas intenciones de nuestros espíritus jóvenes…  De cuando las barreras y los límites no existían y el mundo era nuestro… Fui chiquilla cuando él cantaba, sus pensamientos impactaron a muchos en mi generación… Pero me pregunté: ¿cuántos serán los que todavía se levantan en la mañana y creen en sus sueños? ¿Cuantos habrán abandonado sus promesas, censurándolas, tachándolas de juveniles e irresponsables?

“Tienes el poder para ser libre en este mismo momento, el poder está siempre en el presente porque toda la vida está en cada instante, pero no digas “no puedo” ni en broma porque el inconsciente no tiene sentido de humor, lo tomará en serio y te lo recordará cada vez que lo intentes”, decía Facundo en sus palabras ya inmortales.

Por eso es que hoy mi columna número cien está dedicada a ustedes, los que me han dado la alegría de leer lo que escribo, y así ayudarme a liberar lo que está adentro. A ustedes, que me han alentado a nunca decir “no puedo”, y que han afanado esa ilusión mía de ser escritora.

Y es por eso que me atrevo a pedirles que nuestro regalo a Facundo Cabral sea el acordarnos de sus palabras y llevar su mensaje positivo a donde quiera que vamos. Él ha fallecido pero sus pensamientos viven.

Gracias por el apoyo y ojala que algún día les agradezca por La Columna número mil.

El mundo se despide de Facundo Cabral (videos)

El hombre que decía “Vive de instante en instante, porque eso es la vida”, el cantautor argentino Facundo Cabral falleció hace unas horas, asesinado a tiros por desconocidos, cuando se encontraba rumbo al aeropuerto luego de un concierto en Quetzaltenango, a 200 kilómetros al oeste de Ciudad de Guatemala, en donde cerró con su famosa canción ‘No soy de aquí, ni soy de allá’.

A través de un comunicado oficial, el Gobierno de Guatemala expresó lamentar profundamente el hecho. “Nos mostramos indignados por el cobarde ataque efectuado esta madrugada en el que murió el cantautor argentino Facundo Cabral”.

De acuerdo a la nota en el portal del gobierno las investigaciones del hecho ya están en desarrollo, y no se descarta si el móvil fue robo o un ataque directo, pero por ahora se desconocen las razones de lo sucedido.

“Como país nos sentimos consternados por el ataque de gente cobarde contra quienes perdurarán en el recuerdo cantándole a la vida, la alegría y el amor”, dijo el Presidente Alvaro Colom.

Esta mañana se ha cerrado por completo las vías en donde ocurrió el crimen: el Boulevard Liberación, en los carriles que conducen hacia el Obelisco. Amigos, admiradores, artistas y políticos han llegado hasta el lugar para llorar la pérdida del músico querido a nivel internacional.

El asesinato que el Gobierno guatemalteco ha calificado como “atentado planificado” tomó lugar alrededor de las 5:45 de la madrugada del 9 de julio, 2011. Cabral estaba por viajar a Nicaragua para continuar su gira.

“Fue mudo hasta los 9 años, analfabeto hasta los 14, enviudó trágicamente a los 40 y conoció a su padre a los 46. El más pagano de los predicadores cumple 70 años y repasa su vida desde la habitación de hotel que eligió como última morada”.
– Facundo Cabral, como escribiendo su propio obituario, en una entrevista hace unos años

“Para mi Facundo Cabral es un maestro… amó mucho a Guatemala, me dedicó frases maravillosas en su música. Hoy estamos repudiando un crimen más que enlutece a Guatemala… un crimen más que está causando horror y miedo, no dejo de pensar que fue asesinado por sus ideales, no hay ninguna razón por la que tuviera que ser asesinado aquí en Guatemala”.
– Rigoberta Menchú, Premio Nobel de la Paz y candidata presidencial guatemalteca

“La noticia de su muerte nos ha estremecido, sobre todo por lo que su canto significó para nosotros en Latinoamérica. Creo fue en el 93 cuando tuve la oportunidad de estar muy cerca de Facundo Cabral cuando llegó a la universidad centroamericana UCA en El Salvador, él visitaba la tumba de los Jesuitas asesinados durante el conflicto armado y fue sorprendido por el gran número de estudiantes que lo esperábamos. Él se indignó al ver a la prensa y al público, pues él iba a rendir homenaje a los mártires, no a dar un concierto. Ese día Facundo dio una muestra de congruencia con su mensaje; cualquier otro artista comercial no habría perdido la oportunidad de ganar un poco de cobertura mediática y quedar bien con el público, en cambio Facundo decidió quedar bien con los que dieron la vida por su pueblo”.
– Mauricio Callejas, cantautor centroamericano que reside en Austin, Texas

“Escuchando “Ferrocabral” y viendo algunos videos hoy mismo. “Me cansa la ciudad, las oficinas y la economía”,”El rico tiene problemas y el pobre tiene ganas”. Se me viene a la mente también “No soy de aquí ni soy de allá”, “Rico no es el que más tiene, sino el que menos necesita”, “El hombre es Dios cuando sueña; pero esclavo cuando cuenta”, son solo algunas de las miles de expresiones que usaba Facundo Cabral. Yo solía escuchar mucho a Facundo en los noventas. Incluso aún tengo y escucho de vez en cuando un par de cassettes que tengo de él. Humorista, sencillo, sincero, directo. Te recuerdo franco, con alma de aventurero, dispuesto a dar lo que aprendiste a recibir”.
– Kique Infante, cantautor peruano que reside en Columbus, Ohio

“Facundo… Un Ave Fénix, perdió a su esposa e hija, siguió dándonos un ejemplo de amor al Señor, enfermo y gravemente continuó dándonos el mensaje. Dijo una vez: “Quiero que cuando me llegue la muerte, me encuentre completamente vivo”. Así lo encontró; yo no lo olvidaré. Era un decidor, un mensajero de paz.  Aprendí mucho escuchándolo, ¡no lo olvidaré …!”
– Félix Amicantonio, comediante y escritor argentino que reside en Columbus, Ohio

“Me da mucha pena. Él fue inclusive propuesto como Premio Nobel de la Paz. Increíble. ¡Tantos balazos! Qué pena… qué extraño todo esto. No logro entender políticamente lo que está pasando. Facundo Cabral es tan parte de la cultura, que esto es inaceptable. Él merecía haber vivido un poco más. Se me vienen muchas de sus frases… Recuerdo “… vuele bajo, porque abajo está la verdad. Esto es algo que los hombres no aprenden jamás”. Qué ironía que se nos vaya el mismo día de la Independencia de Argentina”.
-Florencia Viceconte, cantautora argentina que reside en Columbus, Ohio

Aquí les dejamos con la música de Facundo.